Que pasa si soy yo la que quiero mas guerra??!!

Llamemos a las cosas por su nombre… Locas, movidas, activas, entregadas, salvajes.. Las mujeres depredadoras en el sexo no existen. Sí, son otro de los muchos mitos que los hombres se han montado en sus fantasías. Como mucho, podemos hablar de mujeres agresivas en la cama. Vamos, que a ellas también les pone lo de llevar en control en las distancias cortas. ¿Cómo reaccionan ellos ante una mujer así? ¿Les gusta o les asusta?

 

¿Qué se espera de las mujeres en el sexo?

Por mucho que se niegue, la mayoría de los hombres siguen estando muy chapados a la antigua. A la mayoría les encanta sentirse como el macho alfa, el jefe de la manada. Vamos, que les gusta sentirse el centro del universo y tener a las mujeres girando en su órbita. En la cama siguen prefiriendo llevar la voz cantante, guiando a su pareja y esperando una actitud de total devoción por parte de ésta. Les pone que la mujer se muestre disponible y se muestre complaciente. Hasta ahí el punto de vista más tradicional del sexo (y un poco rancio, ¡para qué negarlo! opino como mujer claro está!! ) Pero… no todas pasan por el aro. Las hay que se rebelan y además mucho …

Y si yo quiero mandar ahora qué??

Los hombres están acostumbrados a dar todos los pasos hasta llegar al sexo. Tanto es así que lo han interiorizado de una forma habitual… aburrido para algunas e incluso monótono.  Sin embargo, muchos sueñan con refugiarse en la comodidad de que ellas lleven la iniciativa, pero ¿cómo se sienten realmente cuando es ella la que manda en la cama? Realmente les gusta?  Los roles de género han cambiado mucho en las últimas décadas. Las mujeres saben muy bien lo que quieren y se han liberado de los tabúes tradicionales que les impedían demostrarlo. Por eso ya no temen mostrarse agresivas en el sexo. Ellas también saben jugar y lo hacen muy bien. El objetivo del sexo es, por definición, el orgasmo. Si él no es capaz de dárselo o se va por las ramas, ella se encargará de tomar el mando y guiarle. Ahí reside la esencia de la depredadora sexual. En su desinhibición a la hora de reclamar su parte de disfrute. No se somete al hombre, sino que entabla todo un combate por el placer. En pie de igualdad. Y eso, aunque les duela, es todo un desafío para ellos. Algunos lo encontrará la mar de excitante, mientras que otros tantos saldrán corriendo a las primeras de cambio. Los prejuicios en el sexo hacen que todavía se asocie la agresividad de la mujer en la cama con un comportamiento un tanto… licencioso. ¿Y tú cómo lo ves? Que mujer te gustaría tener en tu cama esta noche? La depredadora o la sumisa?

Ser felices siempre, besos …

Vera

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *